Temas ProAna y ProMia

adelgazar (111) bajar de peso (96) delgada (90) dieta (77) motivación (74) ana (69) belleza (60) perfección (55) dietas (50) amiga ana (43) tips (37) quemar calorías (31) princesa ana (30) Princesas (29) agua (26) calorias (24) mia (24) thinspo (23) gorda (21) ejercicio (19) kilos (18) comida (16) disciplina (16) apetito (15) autoestima (15) gordas (13) modelo (12) reverse thinspo (12) errores (11) inspiracion (11) alegria (10) concurso (10) frutas (10) (9) ayuno (9) hambre (9) inteligencia (9) poesía (9) Lista de blogs actualizada Ana y Mia (8) Real Thinspo (8) delgado (8) quemar grasas (8) antithinspo (7) comida chatarra (7) felicidad (7) sobrepeso (7) verduras (7) Lorelei (6) Mi historia con Ana y Mia (6) atracón (6) famosas (6) adicción (5) comunidad ana (5) cumpleaños (5) engordar (5) imc (5) poema (5) ritual (5) subir de peso (5) sueño (5) Historia Ana y Mia (4) grasa (4) junk food (4) libertad de expresión (4) magia (4) mantener el peso (4) navidad (4) obesidad (4) vitaminas (4) Príncipe (3) alisa (3) amistad (3) café (3) jugos (3) manzana (3) minerales (3) nicole richie (3) princesa alisa (3) recetas light (3) testimonio (3) tristeza (3) éxito (3) índice de masa corporal (3) Britney Spears (2) Cristina Ricci (2) Jordi Sierra i Fabra (2) Kelly Osbourne (2) Las chicas de alambre (2) Premio (2) TODAS LAS DIETAS EXISTENTES PARA ADELGAZAR (2) abzurdah (2) angelina jolie (2) ansiedad (2) balanza (2) cielo latini (2) lechuga (2) pasado (2) piernas perfectas (2) redes sociales (2) reflexión (2) sedentarismo (2) tabla peso ana (2) tomate (2) victoria beckam (2) Amy Winehouse (1) Ashley Simpson (1) Barbie (1) Crítica (1) Gemma Ward (1) Hilary Duff (1) Lina Marulanda (1) Lindsay Lohan (1) Mary Kate Olsen (1) Megan Fox (1) Misha Barton (1) Rene Zellweger (1) Snooki (1) Super Size Me (1) app (1) azúcar (1) belinda; thinspo (1) bienvenida (1) caldos (1) carbohidratos (1) carta de ana (1) chía (1) coreanas (1) corsé (1) delgadas (1) descansar (1) dismorfia (1) dormir (1) experiencia (1) facebook (1) falsas princesas (1) flacidez (1) fresa (1) libro (1) libros Lorelei (1) limón (1) literatura (1) manga (1) metabolismo (1) música (1) plus size models (1) prendas (1) presente (1) reglas (1) relajación (1) respiración (1) salud (1) valores (1) vinagre (1)

sábado, 23 de octubre de 2010

Fórmula perfecta para adelgazar (de Princesa Sandra Rdz)

Esta fórmula me la envío mi amiga Sandra Rdz por Faceboook:

"Encontre la formula perfecta para adelgazar y que nuestros signos vitales trabajen sin problemas y lo mejor sin engordar ni un kilo!!! y para que cuando llegues a tu meta te mantegas en tu peso...
La idea es que ingieras un 30% menos de la calorias que tu cuerpo necesita.

¿como saberlo?

simple:

Si eres Mujer...
[65 + (9.6 x peso en kilos) + (1.8 x altura en cm) - (4.7 x tu edad)] x factor de actividad

Si eres Hombre...
[66 + (13.7 x peso en kilos) + (5 x altura en cm) - (6.8 x tu edad)] x factor de actividad


La fórmula es diferente para hombres y para mujeres porque los hombres tienen por naturaleza más masa muscular y, por lo tanto, queman más calorías al día.

El factor de actividad se calcula de la siguiente manera...
Si eres una persona sedentaria es 1.2
Si tienes una actividad ligera (haces deporte de 1 a 3 veces por semana) es 1.375
Si tienes una actividad moderada (haces deporte de 3 a 5 veces por semana) es 1.55
Si tienes una actividad alta (haces deporte de 6 a 7 veces por semana) es 1.725
Si tienes una actividad extremadamente alta (atletas profesionales, corredores de maraton, entrenas varias horas casi todos los días, etc.) es 1.9

Ejemplo: Eres mujer, tienes 75 kilos, mides 1,60, tienes 25 años y tienes una vida sedentaria.

Fórmula
Si eres Mujer...
[65 + (9.6 x peso en kilos) + (1.8 x altura en cm) - (4.7 x tu edad)] x factor de actividad

Aplicando la fórmula sería [65 + (9,6 x 75 ) + (1,8 x 160) - (4,7 x 25)] x 1.2 (persona sedentaria)= 65 + 720 + 288 - 117,5 x 1.2 = 1190,5 calorías

El resultado son la calorias que necesitas para mantener tu peso. Si lo que deseas es bajar tu peso, consume entonces 30% menos calorias de las que tu cuerpo necesita.

¿como? del resultado obtenido multiplicalo por 0.3 y el resultado que te de se lo restas al total obtenido en la formula

Por ejemplo, si tomamos la formula anterior que nos dio un resultado de 1062,6 cal. que necesitas para mantener tu actual peso, multiplica 1190,5 x 0.3 = 357,15. Ese resultado (357,15) son las calorias que hay que consumir de menos, entonces 1190,5 - 357,15 = 833,35. Tendrias que consumir 833,35 cal. diarias para bajar un promedio de casi 1kg por semana.

Si a esto le agregas actividad fisica de 1 hora (media hora no te sirve de nada, hasta después de 30 min de ejercicio constante el cuerpo comienza a quemar grasa) 3 a 4 veces por semana, estarias bajando de 1.5 kg a 2 kilos por semana.

Ahi esta, no es tan difícil, es aprender a comer saludable, esto es de por vida; en 1 mes te habras acostumbrado totalmente."

lunes, 18 de octubre de 2010

Acaba con el hábito de posponer...¿Hasta cuando vas a esperar para ser perfecta?

Es muy cómodo dejar para más tarde las cosas que tenemos en mente, pero ello no nos recompensa con la satisfacción de saber que hemos logrado nuestros objetivos… Como mujer valiosa que eres, ¡acaba con el hábito de posponer!

“Espero que las cosas vayan mejor” – Dijo una mujer mientras el mundo se le caía encima. ¿Cuántas veces has pensado o dicho esto mismo? Tal vez muchas, con la llama encendida del corazón que desea un futuro mejor.

Pero de nada sirve “esperar”, quedarse inmóvil en el umbral de la vida hasta que las cosas cambien; es necesario que entres en acción. La vida es esto que está ocurriendo y si no te gusta, muévete.

Posponer
es el mecanismo clásico para evitar tomar decisiones que nos imponen salirnos de nuestra zona de comodidad. Es una hermosa manera de evitar el presente y de no hacernos cargo de lo que está sucediendo.

Es dejar para mañana, lo podrías hacer ahora para sonreír con plenitud, en lugar de seguir con cara de resignación. Es alejarte de tus sueños, de los anhelos que tienes para ti y tu mundo.

Es recurrir al mañana con la certeza de que lo habrá, de que siempre tendrás tiempo para alcanzar tu peso ideal. Es la eficaz tarea para justificar los resultados que aún no tienes.

¡Postergar! ¿Para qué? Para no actuar, no entrar en acción ahora mismo. Para seguir en la misma situación, en la queja perenne, regodearte en el reclamo, sentir la injusticia de la vida y no hacer nada diferente.

Clásicas manifestaciones del posponer:
1. Utilizar el sueño o el cansancio para no hacer las cosas.
2. Apoyarte en el estrés para no seguir una dieta.
3. Trabajar en exceso para no hacerte cargo de tu situación.
4. Esperar soluciones mágicas o milagros, en lugar de hacerte responsable de lo que te está sucediendo.

Ventajas de posponer:
1. Evitar confrontar situaciones que interpretamos como dolorosas, y actividades desagradables.
2. Eliminar cambios y por ende los riesgos que ellos implican.
3. Evadir las posibilidades de un fracaso, las carencias o inseguridades personales.
4. Hacer que otros se ocupen de lo que nosotros no queremos hacer.

Tal vez las recompensas que obtienes a dejar todo como está, a no actuar, a postergar puedan parecerte grandes oportunidades. Pero si haces una lectura interior seguramente sabrás que mucho de lo que hoy no te agrada, incomoda o “soportas” en tu cotidianidad es por tu falta de acción.

La no-acción
te ata al juicio íntimo y personal de que “es mejor así, que intentar y no saber los resultados”, “si arriesgas puedes perder” “mejor lo seguro”; sin embargo, lo seguro no siempre es sinónimo de satisfacción personal.

No te quedes mirando como tus amigas (y enemigas) tienen un cuerpo perfecto mientras tú no eres más que un saco de grasa. ¿Sabes? Ellas han hecho cosas para lograr lo que son. Tú puedes hacerlo. Y no es necesario esperar a que sea lunes para empezar con la dieta, a partir de la lectura de esta entrada, comienza a actuar. Es tu vida. Es tu felicidad. No esperes más.

ACTÚA,

ARRIESGATE,

ES AHORA O NUNCA

viernes, 8 de octubre de 2010

“Soy muy gorda. Me detesto" La obesidad y el sobrepeso desatan la falta de autoestima (Algo para reflexionar)

No se gustan. Oyen insultos a diario. Quieren comprar ropa de moda pero deben conformarse con modelos enormes. Se sientan en una esquina en las fiestas mientras todos se divierten. Se viven torpes, lastrados por su propio peso. En una sociedad obsesionada por la imagen, además de la diabetes o el exceso de colesterol, les acecha una ansiedad que les hace comer aún más. Muchos terminan excluidos, su autoestima cercenada. Los expertos analizan qué piensan y sienten las personas gordas y ofrecen claves para atajar la epidemia.

Es un círculo vicioso. El gordo tiene ansiedad, luego come más, y como engorda y se siente más angustiado, sigue engullendo. La ansiedad es causa y consecuencia de la obesidad.

"Es horrible mirarme al espejo" La autoestima herida:
María, 14 años, 1,60 metros, 82 kilos
. "No me puedo mirar al espejo, estoy muy gorda y fea. Me detesto. Me avergüenza que los demás me vean". En plena adolescencia, dicen su tía y su madre, está amargada. Es raro el día que sale de su casa y no hace más que hablar de sus complejos. Le gusta un chico de su instituto, pero dice que él no la mira. Tampoco se puede poner "esa ropa tan mona" que llevan sus compañeras de clase. "Estoy loca por cambiar", dice. No se atreve a ir al gimnasio.

Las personas gordas tienen la autoestima mermada, sufren mucho, eso dicen todos los especialistas.

"Me llaman vaca sebosa" El aislamiento social:
Verónica, 17 años, 1,60 metros, 90 kilos. "Mis compañeros me insultan y no les gusta estar conmigo", solloza. Ya no quiere ir al colegio porque uno de sus compañeros amenaza a los demás con pegarles si no la insultan. Las injurias van desde "gordita" hasta "vaca sebosa". "Nadie se quiere sentar junto a mí porque dicen que doy asco". Dos de sus amigas le dan la espalda porque si hablan con Verónica, los demás también se desquitan con ellas. Cree que si baja de peso la actitud de sus compañeros cambiaría. "No me quieren porque estoy gordita", dice. Ella asegura que se pone muy triste y se enoja por no poder bajar de peso.

"A los obesos, por el mero hecho de su apariencia, se les estigmatiza como faltos de atractivo, estúpidos, vagos o antipáticos. Son menos queridos, rechazados y sufren las burlas de los demás, lo que les puede llevar a aislarse del resto de la sociedad", asegura la jefa de Desarrollo Cognitivo y Psicología Social de la Universidad de Gante, en Bélgica, Caroline Braet, una de las investigadoras europeas más reconocidas en obesidad.

"Sufren descalificaciones y no se les incorpora en los grupos", asegura Morandé. Estudios realizados hace algunos años, citados por este psiquiatra y por la endocrinóloga Monereo, hallaron que para los gordos, la obesidad era la lacra peor, por encima de otras minusvalías. Y esto no les pasa sólo con sus propios compañeros. "Es toda la sociedad la que les rechaza, todos los que tienen relación con ellos, según han revelado los estudios", insiste Morandé. "Incluso hay informes recientes que revelan que las madres rechazan a los niños gordos. Y si se consigue que el niño adelgace, mejora la autoestima de los dos, del niño y de la madre".