Temas ProAna y ProMia

adelgazar (111) bajar de peso (96) delgada (90) dieta (77) motivación (74) ana (69) belleza (60) perfección (55) dietas (50) amiga ana (43) tips (37) quemar calorías (31) princesa ana (30) Princesas (29) agua (26) calorias (24) mia (24) thinspo (23) gorda (22) ejercicio (19) kilos (18) comida (16) disciplina (16) apetito (15) autoestima (15) gordas (14) modelo (12) reverse thinspo (12) errores (11) inspiracion (11) alegria (10) concurso (10) frutas (10) (9) ayuno (9) hambre (9) inteligencia (9) poesía (9) Lista de blogs actualizada Ana y Mia (8) Real Thinspo (8) delgado (8) quemar grasas (8) antithinspo (7) comida chatarra (7) felicidad (7) sobrepeso (7) verduras (7) Lorelei (6) Mi historia con Ana y Mia (6) atracón (6) famosas (6) adicción (5) comunidad ana (5) cumpleaños (5) engordar (5) imc (5) poema (5) ritual (5) subir de peso (5) sueño (5) Historia Ana y Mia (4) grasa (4) junk food (4) libertad de expresión (4) magia (4) mantener el peso (4) navidad (4) obesidad (4) vitaminas (4) Príncipe (3) alisa (3) amistad (3) café (3) jugos (3) manzana (3) minerales (3) nicole richie (3) princesa alisa (3) recetas light (3) testimonio (3) tristeza (3) éxito (3) índice de masa corporal (3) Britney Spears (2) Cristina Ricci (2) Jordi Sierra i Fabra (2) Kelly Osbourne (2) Las chicas de alambre (2) Premio (2) TODAS LAS DIETAS EXISTENTES PARA ADELGAZAR (2) abzurdah (2) angelina jolie (2) ansiedad (2) balanza (2) cielo latini (2) lechuga (2) pasado (2) piernas perfectas (2) redes sociales (2) reflexión (2) sedentarismo (2) tabla peso ana (2) tomate (2) victoria beckam (2) Amy Winehouse (1) Ashley Simpson (1) Barbie (1) Crítica (1) Gemma Ward (1) Hilary Duff (1) Lina Marulanda (1) Lindsay Lohan (1) Mary Kate Olsen (1) Megan Fox (1) Misha Barton (1) Rene Zellweger (1) Snooki (1) Super Size Me (1) app (1) azúcar (1) belinda; thinspo (1) bienvenida (1) caldos (1) carbohidratos (1) carta de ana (1) chía (1) coreanas (1) corsé (1) delgadas (1) descansar (1) dismorfia (1) dormir (1) experiencia (1) facebook (1) falsas princesas (1) flacidez (1) fresa (1) libro (1) libros Lorelei (1) limón (1) literatura (1) manga (1) metabolismo (1) música (1) plus size models (1) prendas (1) presente (1) reglas (1) relajación (1) respiración (1) salud (1) valores (1) vinagre (1)

viernes, 28 de octubre de 2011

ANA Y MIA SIN FRONTERAS


En cualquier lugar del mundo, donde menos nos imaginamos, siempre hay princesas y príncipes desconocidos y cualquiera de ellos podría llegar a entablar una amistad con nosotros. A nuestro alrededor somos totalmente incomprendidas. La gente común jamás entenderá este estilo de vida. Es demasiado complejo para ellos. Pero no es razón para andar por la vida solos. Debemos seguir anónimos para evitar ser señalados y etiquetados, pero eso no nos quitará la oportunidad de formar una fuerte amistad con todas estas hermosas personas que también necesitan de nuestro apoyo.

Estemos siempre dispuestos a tender una mano amiga en esos momentos que nos falla la fuerza y sentimos que no podemos más.

No importa nuestra nacionalidad, edad, sexo, religión o etnia; en la comunidad Ana y Mia la xenofobia está extinta. Derribamos todas las fronteras establecidas, para nosotros no existen límites que trunquen nuestros sueños y nuestra gran amistad.

A veces debemos enfrentarnos a nuestros propios miedos y debilidades. Frente a los demás nos ponemos una máscara que disimula perfectamente cuando nuestro interior se derrumba: escondemos nuestros defectos, tristezas, dolores. Pero no somos los únicos hombres y mujeres  en este planeta que tienen problemas. Muchas princesas y príncipes también sienten a veces este profundo dolor y esperan ser escuchados y comprendidos: nuestro sufrimiento también lo han sentido otros corazones que desde el silencio han llorado y han soportado las difíciles pruebas del camino, también han sido presos de la desesperación.

Es fácil hacer amigos. Es fácil tomarse unos segundos para escuchar al que sufre.  Es fácil luchar juntos. Es fácil aceptar consejos. Es fácil construir. Es fácil aceptar. Es fácil tolerar.

Ser una princesa o un príncipe implica tiempo y disciplina. Cuidamos de cada detalle, cada caloría consumida y quemada, cada ejercicio, cada tarea porque queremos que todo salga perfecto. Es difícil y hay muchos obstáculos que nos hacen caer. Pero gracias a nuestros amigos que están allí par darnos una voz de aliento en el peor memento es que nos levantamos y seguimos luchando...segundo a segundo, hora tras hora, día tras día. Son personas valiosas que hacen lo posible por quitarnos la venda de los ojos y mostrarnos un mundo de colores maravilloso, feliz, seguro, digno de nosotros.

La comunidad Ana y Mia está en todas partes; la pregunta es: ¿estamos dispuestos a recibir la amistad de princesas y príncipes, aceptarlos y tolerarlos tal cual son?

Preparémonos para abrazar a los nuestros para convertirnos en aquella esperanza que muchos anhelan, pero que no todos tienen el privilegio de tener.

RECUERDA...

Si quieres encontrar príncipes y princesas dispuestas a escucharte Facebook es una muy buena opción.  Inventa un perfil exclusivo ANA o MIA. Es muy, muy importante que no utilices el correo o el perfil que compartes con tu familia, amigos, o compañeros de trabajo o estudio. Sube una foto de tu thinspo favorita o de una parte de tu cuerpo, puede ser una foto de tus labios. Y te recomiendo que tu nombre empiece por "Princesa" o "Príncipe", así es más fácil reconocerte como miembro de la comunidad.
Sé paciente pues ahora hay una extraña cacería contra Anas y Mias en Facebook. Para que tarden es rastrearte, trata en lo posible en no unirte ni abrir ningún grupo referente a Ana y Mia. Y guarda en un bloc de notas o en tu correo la lista de los prinz que tienes como amigos. Si te llegan a cerrar la cuenta, simplemente abres otra y pides de nuevo su amistad.

PD: Búscame en Facebook como "Prinz Lorelei Kohlgrüber" o con el correo princesalaurak@gmail.com

NUESTRA COMUNIDAD ES PODEROSA; UNIDOS JAMÁS SEREMOS VENCIDOS.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Mi sueño con Ana y Mia
Esqueleto desnudo: Biografía de una thinspo real
Domingo de una chica ana y una chica gorda
Alisa: De la mano de Ana y Mia
PRINCESA vs. ANORÉXICA

sábado, 22 de octubre de 2011

Dieta para príncipes (5 kilos en una semana). Aporte de Príncipe Fou



Desayuno

1 taza de té rojo - 1 sandwich de huevo- 1 ciruela o durazno o una taza de sandia

Comida (Almuerzo)

1 taza de té rojo - 1 caldo de pollo o 1/2 plato de arroz cocido

Cena

1 taza de te rojo

Entre comidas y antes de hacer cada una bebe dos vasos de agua natural. Ademas se recomienda combinar la dieta con mucha caminata y tres veces a la semana ejercicios en el gym.

PD: Princesas, esta dieta es también para ustedes...indispensable mucha fuerza de voluntad...

ENTRADAS RELACIONADAS:

Dieta para perder 8 kilos en 13 días
DIETA SKINNY GIRL (De 7 a 15 kilos en un mes)
LA SUPERDIETA: 2 KILOS EN 4 DÍAS
Dieta desintoxicante para después de las fiestas

viernes, 14 de octubre de 2011

Mi sueño con Ana y Mia

Estaba en mi cuarto organizando mis cosas. De repente un delicioso olor a comida recién hecha me distrajo…sentí como una extraña sensación se apoderaba de mi. Ese apetitoso aroma me llamaba, me tentaba, me atraía con gran fuerza. Al salir de mi cuarto llegué directamente al comedor, era como si un magnetismo mágico me hubiera transportado.

Un exquisito banquete se levantaba ante mis ojos: Postres de todos los colores, vinos finos, camarones con salsa, carnes preparadas cual si fueran obras de arte y dispuestas esperando a sus comensales…a pesar de que todo esto parecía preparado por un chef prolífico, como capricho del destino, también podían divisarse donas, hamburguesas, patatas fritas, rollitos chinos, pollo asado, enormes sándwiches, pizzas, bebidas gaseosas …era una mesa enorme cubierta con la mayor cantidad de comida que había visto en mi vida.


Se me hizo agua la boca. Tras un ayuno de 2 días era inevitable. “Y si sólo pruebo un poco de…” .Trate de evitarlo pero fue en vano. Mi fuerza de voluntad falló. Tome un camarón pequeño, rosado, hermoso, lo metí en mi boca y simplemente se deshizo. Fue un placer indescriptible. En ese instante fue como si un ser invisible accionara algo en mi cerebro y empecé a devorarme todo…el hambre creció de tal modo que no me fijaba en qué tipo de alimento tomaba, ni en las calorías, ni su apariencia grasosa…nada… como un animal todo entraba y casi sin masticar me lo tragaba. Sólo cerré mis ojos y tanteaba con mis manos como un ciego ante un peligro inminente. Estaba completamente extasiada, drogada, perdida.

Escuche una voz de mujer. Me asusté. Abrí lentamente mis ojos y ante mi una gran escalera blanca había aparecido en el piso del comedor. Al fondo podía ver una hermosa mujer rubia, pálida, alta y muy delgada que me miraba con un profundo odio.




- ¿Qué demonios estás haciendo? – me preguntó.
- ¿Qué? – respondí confundida.
- ¿Qué demonios estás haciendo? – repitió.
- Yo…estaba…eh, viendo…todo…esto…-
- ¿Viendo qué? ¿Me crees idiota? Mírate las manos, pareces un cerdo.–

Miré mis manos y noté que estaban grasosas y untadas de muchos colores opacos, hasta debajo de mis uñas podía notar rastros de carne vacuna y pollo como si en vez de comerlas las hubiera pellizcado. Una gota de grasa empezó a resbalar por mi brazo. Una angustia se apoderó de mí…empecé a buscar con qué limpiarme pero no había nada así que no tuve más remedio que usar el mantel de la mesa. Era de un blanco impoluto pero con la suciedad de mis manos se transformó en un trapo que había que botar a la basura. Ana empezó a subir la escalera.
- Mira como dejaste el mantel…pero, ¿sabes qué? Tiene mucho mejor aspecto que tú. -

A mi lado apareció un espejo en el que podía verme de pies a cabeza…mi corazón se aceleró, la angustia se desbordó, un terror profundo surgió de la nada…tarde 6 meses en bajar 20 kilos y ahora estaba como al principio. Pensé, “esto no puede ser posible”.

Ana, leyendo mis pensamientos dijo:
-¿Entonces qué esperabas? ¿Qué comer como cerdo no iba a tener sus consecuencias? Tanto tiempo luchando junto a ti, estando tan cerca de convertirte en un ser perfecto, trasnochando, ayunando, ejercitándote, enseñándote, esperando lo mejor de ti y ¿así me pagas? ¿qué has hecho? –

Gruesas lágrimas brotaron de mis ojos.

–Pero, yo…no sabía…quien…esta comida…apareció…y…no es mi culpa…-balbuceé

-¿Ah no? ¿Entonces de quién? ¿Es mi culpa acaso? - gritó Ana.

Me sentía completamente impotente. Estaba a punto de desfallecer. Unas terribles náuseas se agolparon en mi pecho. ¿Cuántas veces durante este tiempo había tenido esta clase de tentaciones? Muchas y las había vencido. Y por eso la balanza me sonreía mostrándome números cada vez más pequeños. Pero ya todo estaba perdido.

Ana caminaba de un lado a otro levantando su cabeza con desprecio mirándome cada cuanto despectivamente. Hablaba entre dientes. Yo alcanzaba a escuchar una que otra palabra (gorda, tiempo, para qué, subir, ¿que hago aquí?) Yo estaba avergonzada. Mire por largo tiempo el suelo manchado de comida, ensimismada.

Alguien que me llamaba desde el cuarto me saco del letargo. Era una voz amable y armoniosa. Era una chica muy delgada, de cabello negro muy lacio, alta y trigueña. Perfecta.
Mire alrededor y vi a Ana callada mirando por la ventana.




 Entre a mi cuarto y Mia me señaló el cuarto de baño. –Ven, no temas - me dijo con una voz sueva y amena - Aún no has perdido, esto es sólo una pequeña caída, sólo prométeme que no lo vas a volver a hacer. Sabes que Ana es obstinada y exigente, pero todo lo hace por tu bien.

- Lo sé- dije gimoteando.

- Purifícate, limpia tu cuerpo. Ya te enseñé como hacerlo. Hace tanto tiempo que no venía que pensé que ya no tenías necesidad de buscarme. Y estaba muy feliz por ti. Creí que con Ana estabas en buenas manos. Disculpa por reprocharte, pero tenía que decirte lo que pensaba. – dijo Mia.

- No te preocupes, te entiendo.- contesté tristemente.

Y empecé a limpiarme. Poco a poco empecé a sentir como me quitaba un gran peso de encima. Toque mi cuerpo y sentí que ya no estaba tan gorda. Me mire al espejo y para mi gran sorpresa, tenía el cuerpo que siempre soñé, aún más delgada que cuando me pegue ese terrible atracón.


- Te dejo para que te duches- dijo Mia suavemente.

- Gracias Mia – dije aliviada.

Me tomé una ducha larga con una gran sonrisa en el rostro sintiendo parte por parte la belleza de mi cuerpo.
Cuando salí del cuarto de baño Ana Y Mia habían desparecido. Y en vez del gran banquete que había en mi mesa estaba el mantel muy limpio y blanco y sobre él una jarra de cristal con agua helada. A su lado en una nota con hermosa caligrafía se podía leer:

“Si te caes, levántate. Persevera, lucha, sigue adelante y lograrás hacer todos tus sueños realidad”.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Domingo de una chica ana y una chica gorda
¿Por qué es tan difícil ser una princesa?
Esqueleto desnudo: Biografía de una thinspo real
Cómo ser una Ana perfecta y no morir en el intento

viernes, 7 de octubre de 2011

Esqueleto desnudo: Biografía de una thinspo real

Hace algunos meses una prinz publicó por facebook algunos links donde se podían ver fotos de thinspo reales. En especial me llamó mucho la atención una de una chica estadounidense que se hace llamar “Taralynn McNitt”. Me gustaría compartir la bienvenida a su blog:

“Estoy segura de que el nombre de este blog “Esqueleto desnudo”golpea tu mente con el pensamiento de que trata sobre pérdida de peso inmediato. Eso es comprensible, pero hay que recordar que hay dos significados de la palabra esqueleto. Lo primero que se nos viene a la cabeza son los huesos de nuestro cuerpo. El esqueleto al que me refiero es al que estuvo escondido en un armario durante muchos años. Mi esqueleto oscuro escondido pues estaba aterrorizado. Se escondió detrás de camisetas grandes, pantalones holgados y llanto en silencio. El esqueleto y el secreto de la confianza perdida. Este esqueleto me hizo sentir incómoda, insegura, sin poder, sin control, miserable, y dañó mi habilidad para enfrentar la derrota. Tras una serie de eventos encontré la fuerza muy dentro de mí para abrir la puerta del armario y mostrar mi esqueleto desnudo ante el mundo. Ya no tengo este esqueleto oscuro dando vueltas en mi armario pues ha sido desnudado para siempre. Hay que ser honestos y hacer frente a nuestros esqueletos para encontrar la felicidad de vez en cuando. Si se trata de abuso, la imagen corporal, los objetivos de la vida o cualquier otra situación, un esqueleto vestido se mantiene presionado. El esqueleto que guardaba en mi armario era una sombra de tristeza sobre todo lo que hice en mi vida. Estoy feliz de decir que ese esqueleto se desnudó y nunca va a vivir dentro de mí otra vez. Me quite un gran peso de los hombros, literalmente.”


Aquí publico apartes de su biografía:

“…las fiestas de cumpleaños cada fin de semana significaron para mí pasteles, dulces, pizza, palomitas de maíz, y más comida chatarra. Eventos deportivos fuera de casa significaban más comida rápida después de la práctica. Trozos de pizza y pan con queso se ofrecian en el almuerzo seguido de una barra de chocolate y una Pepsi. Tacos y nachos en los juegos de béisbol seguido por  caramelos, más pizza los sábados en la noche y palomitas de maíz, buñuelos y un jugo después de la iglesia los domingos seguido por una comida casera de mamá o una barbacoa hecha por papá. Algunas noches, la familia iba a la la tienda de helados para comprar un postre cremoso…comencé a madurar y prepararme para la escuela secundaria y mi apariencia se convirtió en una preocupación para mí…

…Una semana antes de que la escuela secundaria empezara mi mamá me dio dinero para comprar ropa….Fui a todas mis tiendas favoritas, intenté entrar en las mas hermosas prendas... Me quedé con las manos vacías, una bolsa llena de dinero y la cara entristecida. No hay palabras para describir lo que sentía. Lloré más de lo que he llorado antes. ”¿Cómo he podido hacerme esto? ¡Mi vida ha terminado!"...

 

...Era el primer día de la escuela secundaria. Mientras caminaba por la puerta miré a mi alrededor a todas las chicas con shorts, tops ajustados y cuerpos bronceados. Miré hacia abajo y me vi con pantalones holgados y una camiseta ancha. Mi estómago se sentía apretado y mi autoestima empezó a bajar. No podía entenderlo, me senté en el almuerzo apenas toqué mi comida porque sentía como todo el mundo me estaba mirando la grasa y lo que comía…me refugié en la comida rápida y congelada en cajas y la línea de alimentos basura que vendían en la cafetería. Supongo que llevaba pantalones anchos y camisetas de gran tamaño para ocultar mi aumento de peso, y mientras tanto siempre me prometía empezar mi dieta al día siguiente...

…empecé a consumir más calorías en las fiestas con bebidas alcohólicas…Un fin de semana regular consistía en dormir todo el día, comer tarde en la noche, la fiesta hasta la mañana, ir a desayunar, y así una y otra vez. Yo usaba ropa holgada, mientras que mis amigos estaban usando pantalones cortos y apretados…



...Un día me estaba mirando en el espejo. Observé las fotos que me habían tomado antes y pude darme cuenta del cambio de peso a través de los años y recordé la frase que me repetía "Voy a empezar mi dieta mañana" frase que se convirtió en mi enemiga, la utilizaba casi siempre que me metía algo en la boca, la usaba como consuelo. En ese momento decidí que las noches de bebida y fiesta tenían que llegar a su fin. Perdí así un montón de amigos…Yo quería ser más que la chica con la "cara bonita" o la "mejor amiga" de la chica delgada...

...Me gustaba mucho el teatro. Me presenté para una obra. Mi profesor de teatro me dio tanta confianza en mí misma que cuando estaba en el escenario y me sentí muy poderosa. Los jueces se sorprendieron por mi actuación, estaban fascinados con mi talento. Pero mi director me contó que no me aceptaban porque era demasiado "gorda" para interpretar el papel de "Barbara Allen". Inmediatamente me fui a mi camerino y entré a la ducha completamente vestida para llorar bajo el agua. La vergüenza, el fracaso, la ansiedad que recorría mi cuerpo...



La graduación fue uno de los puntos más tristes de mi vida…estaba muy deprimida y me odiaba tanto que ni siquiera tenía ganas de caminar por el pasillo para obtener mi diploma…La comida no llenaba ese vacío, sólo alimentaba el fuego de mi ansiedad…Recuerdo haber estado caminando a través de la tienda de comestibles y de repente tuve una nauseabunda sensación y estallé en lágrimas. Yo estaba confundida sobre lo que estaba sucediendo…

…Un día caminé durante unas dos horas, escuchando música y mirando alrededor y noté el mundo y las cosas maravillosas que en él había. Sentí como si el mundo me estuviera mirando y que podía encontrar mi felicidad otra vez. Después llegué a casa y me sentía mucho mejor. Desde ahí empecé a cambiar mis hábitos alimenticios poco a poco. Terminé haciendo el ejercicio, como una forma de relajación...



...El éxito del primer mes de mi nuevo estilo de vida fue el comienzo. 25 libras se había esfumado simplemente haciendo una dieta sana y manteniendo una vida activa. Los elogios que recibía de la gente que me rodeaba me empujaba a seguir adelante…Después del verano nadie me reconocía. Me veía como una persona completamente diferente. Mi transformación a través de los años fue impactante para todos. Bajar de peso me ayudó a encontrar mi felicidad y me sentí de nuevo como una persona completa…Hoy puedo mirarme en el espejo y sonreír y decir que estoy realmente feliz por dentro y por fuera..."



En su espacio también comparte recetas para bajar de peso saludablemente, una guía de motivación, cómo sobrevivir a la escuela, como mantener tu dieta sin dejar tu vida social de lado y otras entradas que de seguro serán interesantes para todas…(El único inconveniente es que está en inglés):

http://undressedskeleton.tumblr.com/beforeandafter


ENTRADAS RELACIONADAS:

sábado, 1 de octubre de 2011

Muévete: La actividad física reduce sustancialmente el apetito



Con frecuencia escuchamos que el ejercicio físico abre el apetito y que cuándo más energía gastamos, más hambre experimentamos.

Sin embargo, un reciente estudio contradice y refuta con su hallazgo dicha creencia, ya que el sedentarismo no sólo causaría daños al reducir el gasto calórico.

Según la investigación estadounidense, estar sentado en el sofá o pasar largas horas sin movilizarse, no sólo reduce el gasto calórico diario, sino que incrementa el apetito y por ello conduce a una mayor ingesta de alimentos.

Es decir, el sedentarismo no sólo enferma a nuestro cuerpo porque reduce la movilidad, la funcionalidad y el gasto energético, sino que contribuye a un balance calórico positivo al incrementar la sensación de hambre y disminuir la percepción de saciedad.

Para sustentar estos resultados, se evaluaron 3 pares de personas jóvenes, delgadas y en buena forma física, a los cuales se sometió a 3 situaciones distintas, mientras se suministraba a los participantes una dieta con calorías iguales para todos los grupos evaluados.

A los evaluados se les cuestionó acerca de su apetito y los individuos expresaron sentirse menos saciados, con más hambre y más deseo de comer cuando estaban inactivos físicamente.

Llos investigadores señalan que estar sentados por largos períodos de tiempo incrementa el hambre, mientras que actividades de baja intensidad, como el simple hecho de caminar, reducen el apetito.
Ésto podría explicar porqué las personas que están frente al ordenador o la televisión largas horas comen más, además de que en ellos influye la falta de conciencia sobre lo que se ingiere.

Por otro lado, si una persona sedentaria experimenta más hambre, sumado a su bajo gasto calórico, estaría en severo riesgo de obesidad, y con ésta, en peligro cardiovascular.

La inactividad física es un estado carencial que realmente nos enferma, y se ha comprobado que, a largo plazo, el ejercicio físico es anorexígeno, es decir, reduce el apetito.

Por lo tanto, la falta de actividad física perjudica a nuestro cuerpo más de los que creemos, mientras que vivir sanamente y en actividad por sobre todas las cosas, es un eficiente salvavidas.

A nivel psíquico la actividad física incrementa la capacidad de fuerza de voluntad y de autocontrol, disminuye la ansiedad, el estrés, la agresividad y la depresión, estimula la creatividad, la capacidad afectiva y mejora la memoria y autoestima de la persona.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Corsé: método efectivo para reducir la cintura
El sentido común y el control de las porciones
Truquitos sencillos para no comer de más
6 supresores naturales para el apetito
NO PERMITAS QUE EL ESPEJO TE DOMINE