Temas ProAna y ProMia

adelgazar (111) bajar de peso (96) delgada (90) dieta (77) motivación (74) ana (69) belleza (60) perfección (55) dietas (50) amiga ana (43) tips (37) quemar calorías (31) princesa ana (30) Princesas (29) agua (26) calorias (24) mia (24) thinspo (23) gorda (21) ejercicio (19) kilos (18) comida (16) disciplina (16) apetito (15) autoestima (15) gordas (13) modelo (12) reverse thinspo (12) errores (11) inspiracion (11) alegria (10) concurso (10) frutas (10) (9) ayuno (9) hambre (9) inteligencia (9) poesía (9) Lista de blogs actualizada Ana y Mia (8) Real Thinspo (8) delgado (8) quemar grasas (8) antithinspo (7) comida chatarra (7) felicidad (7) sobrepeso (7) verduras (7) Lorelei (6) Mi historia con Ana y Mia (6) atracón (6) famosas (6) adicción (5) comunidad ana (5) cumpleaños (5) engordar (5) imc (5) poema (5) ritual (5) subir de peso (5) sueño (5) Historia Ana y Mia (4) grasa (4) junk food (4) libertad de expresión (4) magia (4) mantener el peso (4) navidad (4) obesidad (4) vitaminas (4) Príncipe (3) alisa (3) amistad (3) café (3) jugos (3) manzana (3) minerales (3) nicole richie (3) princesa alisa (3) recetas light (3) testimonio (3) tristeza (3) éxito (3) índice de masa corporal (3) Britney Spears (2) Cristina Ricci (2) Jordi Sierra i Fabra (2) Kelly Osbourne (2) Las chicas de alambre (2) Premio (2) TODAS LAS DIETAS EXISTENTES PARA ADELGAZAR (2) abzurdah (2) angelina jolie (2) ansiedad (2) balanza (2) cielo latini (2) lechuga (2) pasado (2) piernas perfectas (2) redes sociales (2) reflexión (2) sedentarismo (2) tabla peso ana (2) tomate (2) victoria beckam (2) Amy Winehouse (1) Ashley Simpson (1) Barbie (1) Crítica (1) Gemma Ward (1) Hilary Duff (1) Lina Marulanda (1) Lindsay Lohan (1) Mary Kate Olsen (1) Megan Fox (1) Misha Barton (1) Rene Zellweger (1) Snooki (1) Super Size Me (1) app (1) azúcar (1) belinda; thinspo (1) bienvenida (1) caldos (1) carbohidratos (1) carta de ana (1) chía (1) coreanas (1) corsé (1) delgadas (1) descansar (1) dismorfia (1) dormir (1) experiencia (1) facebook (1) falsas princesas (1) flacidez (1) fresa (1) libro (1) libros Lorelei (1) limón (1) literatura (1) manga (1) metabolismo (1) música (1) plus size models (1) prendas (1) presente (1) reglas (1) relajación (1) respiración (1) salud (1) valores (1) vinagre (1)

domingo, 25 de diciembre de 2011

EMPEZAR POR ÚLTIMA VEZ (Aporte Princesa Charlotte)

Ahora que soy una traidora, vuelvo a sentirla a mi lado. Indolente, lejana y más fría que nunca, pero aquí. Cierro los ojos y, aunque no la puedo ver, trato de imaginarme su mirada, lo que piensa. Casi puedo escucharla decirme que todavía no tiene intención de dejarme, aun si tenga que aprender por las malas.




Está atardeciendo lentamente; el sol de verano se resiste a ser vencido por una noche sin estrellas, hasta que al fin, exhausto, se rinde y agota sus últimos rayos de luz multicolor. Me siento solitaria en mi, ahora oscura, habitación, que tampoco cede su calor. Mientras vuelvo a beber agua una y otra vez, me pregunto cuánto faltará para liberarme de este abrasador castigo. Extraño el pasado… extraño todas esas cosas que solía disfrutar antes que perdiera el control y quedara recluida a la vergüenza, condenada a esconderme de todo el mundo.

Me concentro nuevamente y logro reunir coraje para recomenzar… ¿en qué estaba? Oh… ella me seguirá ofreciendo ayuda, como cuando nos conocimos. Sí… yo, una vez más, le prometo no soltar su delicada mano. Esto se hace cada vez más y más difícil.



— Tengo una meta más exigente ahora, ¿sabes?

— Ya lo sé —responde con su cristalina voz.

— Me esforzaré como nunca para llegar: sé que será duro, pero la palabra “imposible” hace mucho que no está en mi léxico.

— Eres perseverante, te he conocido. Eso atenúa el que lo hayas arruinado todo tantas veces, por eso es que me quedaré —sentencia, con la boca fruncida y sin color.

Lo que le dije suena como justificación. Qué descuidada soy. Luego, deja de observarme, no sin antes darme una leve sonrisa de aprobación, que reafirma mis ganas y el poco ánimo que me queda. No obstante, ella sabe muy bien que nunca le prometí llegar con ella hasta las últimas consecuencias; no le prometí mi amistad. Solo le pedí que me acogiera y guiara a cambio de mi temporal sometimiento. Por otro lado, jamás me había preguntado, hasta ahora, qué quería ella de mí a cambio en realidad.

— Recuerda que ya has fallado un sinnúmero de veces. Yo considero eso como traición. No va a haber una próxima vez.

Sus palabras me sobresaltan y no puedo evitar sorprenderme de que se digne a hablarme de nuevo y romper su acostumbrado silencio.

Pienso. Me asusta decirle algo que la enfade. De mi boca salen débiles palabras.



— Gracias… por no abandonarme. Tú sabes que soy distinta a los demás. Odio mentir, desde siempre, y no me agrada correr el riesgo de causarme mucho daño, porque no podré ocultarlo. Siento mucho haberte traicionado ¡y prometo no hacerlo de nuevo!

Sé que no está muy convencida. Vuelve a quedarse callada sin mirarme. Me atrevo a hablarle nuevamente.

— Disculpa que te pregunte esto, pero creo que a estas alturas debo saber, ¿qué quieres tú de mí de vuelta? —pregunté con el corazón golpeando fuertemente mi pecho.

De pronto, sentí su mirada tan potente sobre mis ojos, que me arrepentí, por un largo momento de quietud, de haberla provocado. Finalmente, ablandó su rostro.

— Lo mismo que le pido a todos los demás: perfección, en el sentido en que te he enseñado. Quiero que pierdas el miedo a someterte a mí. Quiero que confíes de una vez por todas en que, si te dejas llevar, yo te llevaré del dolor a la felicidad que tanto añoras.

— Debo ser franca contigo, —respondo, con la adrenalina recorriendo todavía mi cuerpo— porque desde el principio te aclaré que mi devoción es intransferible. No voy a adorarte como un dios, eso no me lo puedes pedir. Y tampoco buscaré ser perfecta en el sentido real de la palabra, porque eso es-

— ¿Imposible? —interrumpe con ironía.

No sé qué responder; en tanto la adrenalina se desvanece y el miedo vuelve a invadirme. Siento como si me estuviera enfrentando a un ser más poderoso que yo. Un ser que puede pasar, en cierto punto, de ser una mejor amiga a una despiadada engatusadora.



— Sé lo que piensas de mí, —continúa, dejándome anonadada—pero lo único cierto es que soy extremadamente exigente. No puedo ayudarte, no sirves, en verdad, para ser lo que deseas si me tienes tanto miedo. ¿Dónde está tu coraje? Decídete de una vez.

— ¿Y cómo quieres que no me sienta así? —replico deshecha, gastando mis últimas energías —Yo también sé lo que piensas de mí. Te he escuchado llamarme “monstruo” y reírte cada vez que mis papás me dicen “princesa”.

Se acerca a mí con su usual mirada penetrante.

— Ya que las dos sabemos qué piensa la una de la otra, te toca decidir a ti. No hay puntos intermedios, pues ya ves que no ha funcionado. Dime, ¿crees que todo este tiempo lo he desperdiciado contigo y que debería irme ahora?

Me quedo petrificada y, poco a poco, quedo cabizbaja hasta que tengo la fuerza una vez más para responderle.

— No voy a adorarte jamás. No voy a creer absolutamente todo lo que me digas. No permitiré que desvíes mi vida y le des un final que no quiero. No engañaré a nadie. ¿Puedes, acaso, respetar eso y no tratarme como una idiota que complace todos tus caprichos?

Sonríe. Después de todo, le gusta mi persistente firmeza, sea o no sea, lo que niego que haré, lo que ella quería de mí. Yo no puedo creer lo que acabo de hacer. Pero nunca me arrepentiré.

— Si voy a tener la satisfacción, a cambio, de estar orgullosa por convertirte en algo hermoso, con tu verdadero esmero y sacrificio, entonces es trato hecho —concluyó, extendiendo su mano.

La voz de Ana sonó dulce en mis oídos. La ilusión creciente en mi corazón me llenó de coraje y determinación. Esta vez… será la última. Será la del éxito.

— Trato hecho —respondí, sellando el pacto.



Princesa Charlotte



sábado, 17 de diciembre de 2011

No eches a perder tu dieta: Ideas light para la cena navideña

La Navidad es una época peligrosa para las que estamos a dieta. La mesa navideña abunda de platos sabrosos, carnes, harinas, postres y dulces tentadores, botellas de vino y un montón de delicias más... Realmente es muy difícil cuidar la silueta en esta celebración, en la que tradicionalmente nos obligan a comer en abundancia. Te presento algunas opciones para que disfrutes de comida deliciosa al mismo tiempo que te cuidas:

Entrada

Sopa Fría de Melón


Una refrescante sopa de fruta. Muy buena y rápida. Servirla bien fría y decorar con hojitas de menta.

Ingredientes (6 Porciones)
1 melón cortado en cubos y sin semillas
475 cc de jugo de naranja
Jugo de 1/2 limón
1 cucharadita de canela
Hojitas de menta para decorar

Preparación: 10 minutos
1.Colocar en la licuadora los cubos de melón con el jugo de naranja hasta lograr una crema homogénea. Colocar la preparación en un bowl y añadir el jugo de limón y el resto del jugo de naranja y la canela. Tapar el bowl y llevar a la heladera por lo menos por una hora. Decorar el plato al servir con hojitas de menta.
 
Otras ideas: Entradas: Mousse Light de Palmitos, Ceviche de Mariscos, Croquetas de Cangrejo

Plato principal

Pavo de Navidad Light

El pavo es un plato tradicional de las cenas navideñas. ¡No te quedes sin probarlo si estás cuidando tu figura!

Ingredientes (12 porciones)
1 pavo fresco o congelado de aprox 5kg
1 cebolla mediana pelada, cortada en cuartos
1 limón reducido a la mitad
1 cucharada de aceite de oliva
6 ramitas de romero fresco
6 ramitas de tomillo fresco
6 ramitas de salvia fresca
Pimienta negra recién molida

Preparación:
Precalienta el horno a 220ºC. Quita los menudos y el cuello desde el interior del pavo y resérvalos para hacer más si deseas.Enjuaga el pavo con agua fría por dentro y por fuera. Sécalo con papel de cocina.
Coloca la cebolla, medio limón y cuatro ramitas de cada hierba dentro del pavo. Sujeta las patas con hilos de cocina. Coloca el pavo pecho hacia arriba en una parrilla para asar sobre un sartén. Exprime la otra mitad de limón en un tazón pequeño. Viértelo en el pavo junto con el aceite de oliva y añade sal y pimienta a gusto. Para una exposición inicial al calor, colócalo en el horno durante 15 minutos a 220ºC. Reduce la temperatura a 170ºC. Moja el pavo con jugos de la sartén, limón y aceite que ya habías vertido. Asa durante 3 a 4 horas. Retira el pavo del horno y deja reposar por 15 minutos. Trasladar a una fuente caliente y decorar con hierbas restantes.

Otras ideas: Langostas al Vapor, Pollo al Horno con Salsa de Mango, Salmón Envuelto en Papel Aluminio,
Pollo al Limón y Romero

Postre
Peras en Vino Tinto




Una receta elegante, sabrosa y ¡baja en calorías! Todo lo que estabas buscando en un postre para Navidad Estas deliciosas peras escalfadas en vino tinto nos aportan menos de 200 calorías con tan solo 1 gramo de grasa.

Ingredientes:
1 botella (750ml) de vino tinto
2 tazas de agua
1 taza de azúcar
4 anises estrellados
8 peras medianas con tallos

Preparación:
En una olla de hierro u horno holandés, calienta el vino, el azúcar y los anises estrellados hasta que hierva. Revuelve bien para que el azúcar se disuelva. Mientras tanto pela las peras pero dejando el tallo. Con un cuchillo pequeño quítales el corazón. Coloca las peras en la mezcla de vino. Haz que hierva. Tapa y calienta a fuego lento durante 10 a 15 minutos hasta que las peras estén tiernas, pero conservando su forma. Coloca las peras en un plato. Descarta los anises estrellados. Calienta la mezcla del vino hasta hervir nuevamente. Cocina durante 20 minutos (sin cubrir) para que el líquido se espese. Redúcelo a 1 ½ taza. Cubre las peras con la mezcla y refrigéralas durante 6 horas hasta 3 días. Puedes agregarles un poco de miel al servir. .

Otras ideas: Ensalada de Frutas Especial, Pan Dulce Light, Tartaletas de Frutillas y Kiwi


Tragos Light para Navidad

Smoothie
Ingredientes:
Una taza de arándanos
Media taza de cerezas
250 ml de jugo de moras
Media taza de yogurt descremado
3 cubos de hielo

Preparación:
Tomamos todos estos ingredientes y los licuamos en licuadora, procesadora o con pimer hasta que los cubos de hielo y frutas se reduzcan de manera tal que quede todo homogéneo.

Otras ideas: Orange Light Time, Raspberry Cola, Zoco Limón Light

ENTRADAS RELACIONADAS:

Cortes y peinados que te harán lucir delgada
Tips para no engordar en navidad
Dieta desintoxicante para después de las fiestas
HECHIZO DE FIN DE AÑO PARA BAJAR DE PESO

sábado, 10 de diciembre de 2011

Dieta para perder 8 kilos en 13 días


Esta dieta debe seguirse durante trece días, por lo que se repetirá hasta el sábado, aunque pueden introducirse ligeras variaciones en la segunda semana, mas sin apartarse de las cantidades señaladas para esta dieta.


LUNES
Desayuno: café negro sin azúcar.
Almuerzo: 2 huevos duros, 1 tomate crudo y un bistec a la plancha (200 g).
Cena: ensalada verde aderezada con zumo de limón (200 g).

MARTES
Desayuno: café negro y 1 tostada.
Almuerzo: bistec a la plancha (200 g) y 1 ensalada verde aderezada con unas gotas de aceite y zumo de limón.
Cena: Caldo de verduras.

MIERCOLES
Desayuno: café negro y 1 tostada.
Almuerzo: bistec a la plancha (250 g), apio y tomate (200 g) y una naranja.
Cena: 2 huevos duros y 100 g de jamón y una ensalada verde aderezada con limón (200 g).

JUEVES
Desayuno: café negro y 1 tostada.
Almuerzo: 1 huevo duro, 200 g de zanahorias hervidas y 140 g de queso light.
Cena: ensalada de frutas (300 g) y 1 yogur natural sin azúcar.

VIERNES
Desayuno: 1 tazón de zanahorias ralladas con limón.

Almuerzo: 300 g de pescado blanco y 1 tomate grande y crudo.
Cena: bistec a la plancha (200 g) con hinojo y 1 tomate.

SABADO
Desayuno: café negro con 1 tostada.
Almuerzo: 200 g de pollo, una ensalada verde (200 g).

Cena: 2 huevos duros y 1 tazón de zanahorias ralladas con limón.


DOMINGO
Desayuno: té (o café) sin azúcar.
Almuerzo: bistec a la plancha (200 g), 200 g de fruta.
Cena: 1 huevo duro, 200 g de pescado blanco y 1 tomate.


Si esta dieta se sigue al pie de la letra se pierden de 7 a 8 kilos al cabo de la segunda semana, cambiando el metabolismo digestivo, esto quieres decir que si vuelves a comer normalmente tardarás mucho en recuperar el peso perdido.

Nota: Hay que beber todos los días 2 litros de agua repartido entre las comidas.

ENTRADAS RELACIONADAS:

LA SUPERDIETA: 2 KILOS EN 4 DÍAS
Dieta de las frutas
DIETA SKINNY GIRL (De 7 a 15 kilos en un mes)
Dieta para las primerizas
Dieta para príncipes (5 kilos en una semana)

viernes, 2 de diciembre de 2011

¿Por qué es tan difícil ser una princesa?



Es fácil comer lo que quieres sin importar cuántas calorías tenga.
Es difícil escoger minuciosamente los alimentos tomando sólo aquellos que tienen menos calorías.


Es fácil quedarte en cama todo el día comiendo y viendo tele.
Es difícil madrugar todos los días para salir a trotar.


Es fácil comprar una deliciosa comida rápida y devorarla.
Es difícil preparar tus propios alimentos para que sean lo más saludables posible.

Es fácil comer y comer hasta reventar.
Es difícil decir NO cuando te invitan a comer así no hayas comido nada en todo el día.


Es fácil admirar mujeres hermosas y delgadas y luego suspirar y llorar porque eres un caso perdido.
Es difícil admirar mujeres hermosas y delgadas y luchar día a día para lograr verte como una de ellas.


Es fácil escoger una tarta de chocolate en vez de una manzana.
Es difícil escoger una manzana en vez de una tarta de chocolate.


Es fácil conciliar el sueño cuando has cenado suficiente.
Es difícil conciliar el sueño después de un día de ayuno.

Es fácil subirte a una balanza y sentirte víctima por ver cada vez números más grandes.
Es difícil subirte a la balanza y ver que aumentaste de peso asumiendo toda la responsabilidad.

Es fácil echarle la culpa al mundo entero de tu gordura.
Es difícil verte gorda y hacer todo lo posible por perder todos esos kilos de más.

Es fácil engordar y engordar hasta perder la cabeza y la salud.
Es difícil perder peso sin obsesionarse con un peso demasiado bajo.

Es fácil ser bella por dentro sin importante qué tan gorda estés.
Es difícil reflejar en el exterior cuán bella eres por dentro.

Es fácil hacer lo que se nos de la gana.
Es difícil ser muy disciplinada.

Es fácil empezar una dieta y romperla al día siguiente.
Es difícil seguir una dieta al pie de la letra de principio a fin.

Es fácil caer y quedarte en el suelo.
Es difícil caer y levantarte una y otra vez.


Es fácil ser imperfecta.
Es difícil alcanzar la perfección.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Domingo de una chica ana y una chica gorda
Alisa: De la mano de Ana y Mia
Esqueleto desnudo: Biografía de una thinspo real
Cómo ser una Ana perfecta y no morir en el intento
Mi sueño con Ana y Mia
ANA Y MIA SIN FRONTERAS